Noticias

“La adolescencia y la juventud no pueden esperar”

3 Agosto 2018
El informe Gasto público social en adolescencia y juventud, 2013-2016, forma parte de la Iniciativa Bandera Inversión en Adolescencia y Juventud del UNFPA en nuestra región.

ASUNCIÓN, Paraguay - “Para que un joven del Paraguay profundo o de la ciudad, para que un joven estudiante o un emprendedor, pueda realmente desarrollarse de forma íntegra y alcanzar su potencial, debemos tener políticas de Estado eficientes. Para esto es fundamental tener claridad no solamente en los desafíos que afectan  a la población joven del país, sino también conocer a profundidad lo que se invierte y cómo se invierte”, sostuvo la Ministra de la Secretaría Nacional de la Juventud, Magalí Cáceres, durante la presentación del informe Gasto público social en adolescencia y juventud, 2013-2016. Paraguay, que forma parte de la Iniciativa Bandera Inversión en Adolescencia y Juventud que el UNFPA promueve en la región.

En este sentido, Paraguay es el primer país en socializar su informe en el que se identifica cuánto se invierte en esta población, como así también visibiliza los vacíos y los desafíos que se deben atender para que el bono demográfico constituya una verdadera oportunidad y contribuya al pleno desarrollo sostenible.

“A nivel regional, Paraguay es uno de los países con menos nivel de inversión social. Mientas que en América Latina el gasto público social asciende, en promedio, a 728 dólares por persona por año, en Paraguay el monto es de 422 dólares”, expuso Rocío Galiano, Representante Auxiliar del UNFPA durante el mencionado evento.

Remarcó que las cifras hablan por sí solas: el gasto social por joven anualmente en Paraguay es de 750.000 guaraníes, un aproximado de 131 dólares, lo que constituye respecto al PIB un 0.9% (2016). “Esto nos demuestra que se debe seguir trabajando con tomadores de decisión para que las políticas públicas respondan a las necesidades de adolescentes y jóvenes, y que ellos y ellas adquieran mayor protagonismo como destinatarios de las mismas y sus correspondientes asignaciones presupuestarias guarden mayor relación con su peso poblacional”, manifestó Galiano a la par de enfatizar que “la adolescencia y la juventud no pueden esperar” y que requieren de una oferta de posibilidades de desarrollo de sus potencialidades y perspectivas de movilidad social y ocupacional, “de tal forma a que sea ésta la generación de adolescentes y jóvenes que consiga revertir la reproducción de la desigualdad y la pobreza a lo largo de su ciclo de vida”.

"Hay 165 millones de razones; hay 165 millones de adolescentes y jóvenes en América Latina, que confirman la generación más grande de la historia; hay 1.800.000 personas entre 15 y 29 años de edad en el país, a quienes debemos garantizar su presente y su futuro", dijo Galiano, al destacar porqué el UNFPA está apostando a una iniciativa bandera que toma, promueve y aboga por adolescentes y jóvenes. 

Posteriormente, la consultora Belém Montalto y la Oficial de Género y Adolescencia del UNFPA, Mirtha Rivarola, compartieron los principales hallazgos de la investigación, e instaron a que se continúe avanzando en una mayor inversión en esta franja etaria, apostando al desarrollo sostenible y con equidad.

Texto: Carolina Ravera Castro.

Fotografías: UNFPA/Paraguay/Carolina Ravera Castro.

Más recursos:

Informe Gasto público social en adolescencia y juventud, 2013-2016.

Video bono demográfico en Paraguay.

Video jóvenes sin oportunidades.

Video embarazo adolescente en Paraguay.