En los medios

Las adolescentes, más expuestas a violencia en el noviazgo

1 Agosto 2017
La Ministra de la Mujer, Ana María Baiardi, el Director General de Itaipú, James Spalding, y la Representante Auxiliar del UNFPA, Rocío Galiano, durante la conferencia de prensa en la que se dio a conocer detalles del programa Noviazgo sin Violencia.

ASUNCIÓN, Paraguay - Las relaciones de noviazgo se inician en la adolescencia y/o juventud, momento evolutivo de transición de la infancia a la madurez en el que se producen cambios importantes en lo biopsicosocial, convirtiéndose en un período de especial vulnerabilidad. Según la Organización Mundial de la Salud, 3 de cada 10 adolescentes denuncian que sufren violencia en el noviazgo, de allí la pertinencia y la necesidad de iniciativas que aborden esta problemática.

“Cuando hablamos de las y los adolescentes de hoy estamos apostando a los padres de mañana. El mensaje que llevamos siempre a las y los chicos es que si tienen un noviazgo violento es ciento por ciento seguro que será un matrimonio violento y en escalada”, expresó la Ministra de la Mujer, Ana María Baiardi, durante la conferencia de prensa realizada para presentar la nueva etapa del Proyecto Noviazgo sin Violencia, implementado por el Ministerio de la Mujer e Itaipu Binacional, con el apoyo del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA). Acompañaron a la Ministra de la Mujer, el Director General paraguayo de Itaipu, James Spalding, y la Representante Auxiliar del UNFPA, Rocío Galiano.

 

En la oportunidad, se mostraron los resultados logrados durante este año, lo planificado para el resto de 2017, que incluye talleres de capacitación, así como una campaña de comunicación, y la proyección de esta iniciativa. En este contexto, es importante destacar que el Ministerio de Educación y Ciencias cumple un rol activo y de relevancia para asegurar que se llegue con las capacitaciones al personal docente y a las y los estudiantes en el aula.

“Tenemos evidencia de que los programas escolares destinados a la prevención son realmente eficaces a la hora de desaprender una conducta que no es innata en los seres humanos. Y la violencia no es innata, se aprende, se reproduce, se tolera, pero no es innata. Entonces nuestro programa va destinado justamente a la prevención para identificar de manera oportuna las señales, poder alentar y dar herramientas a las y los adolescentes para que puedan detener estas situaciones y definitivamente construir relaciones basadas en la igualdad y el respeto mutuo”, expuso Galiano durante el encuentro con los medios masivos de comunicación.  

Por su parte, Spalding sostuvo que “la violencia en el noviazgo no es un tema menor. Por eso, nos encontramos aquí hoy para abordar esta problemática de manera conjunta”, y remarcó que la igualdad y la no discriminación son pilares de la binacional y que tienen por objetivo constituirla en una empresa líder en este sentido.

 

El Ministerio de la Mujer viene promoviendo esta línea de acción en prevención de la violencia en el noviazgo desde el año 2014, a fin de visualizar la problemática y colocarla en la agenda pública y mediática. A partir de este año, Itaipu y UNFPA firman un acuerdo para apoyar esta iniciativa desde la que se actúa en dos líneas principalmente. Por un lado, se transfiere herramientas técnicas para que personal docente cuente con instrumentos que le permitan identificar y abordar con las y los adolescentes situaciones de violencia en el noviazgo y orientarles en cómo actuar en este tipo de situaciones. Por otra parte, con una serie de acciones de comunicación estratégica se posiciona la temática y se llega a las y los adolescentes, así como a su entorno afectivo, con mensajes claros de cómo enfrentarse a una posible relación de violencia, adónde recurrir y de qué manera las personas adultas pueden apoyarles.

Texto: Carolina Ravera Castro.

Fotografías: Portada/UNFPA/Paraguay/Dora Carolina Oddone; Interior/UNFPA/Paraguay/Zunilda Acosta.

Afiche: UNFPA/Bolivia.

Contenidos relacionados:

"Morir de amor" - Previniendo la violencia en el noviazgo en parejas jóvenes de América Latina y el Caribe.

Bolivia le apuesta a la autoestima para reducir índice de violencia en las parejas.