Comunicado de Prensa

Pintando el mundo de naranja

25 Noviembre 2016
Bajo el lema "Pinta el mundo de naranja", la ONU llamó a seguir sumando esfuerzos contra la violencia hacia la mujer.

ASUNCIÓN, Paraguay - La casa de Naciones Unidas se vistió de naranja para conmemorar el Día Internacional contra la Violencia hacia la Mujer. Las diferentes agencias en el país, y UNFPA entre ellas, pusieron en el centro de la agenda la campaña Unite para poner fin a la violencia, impulsada por el Secretario General.

Bajo el lema “Pintar el mundo de naranja”, la Coordinadora Residente de la ONU, Cecilia Ugaz, compartió con la familia de Naciones Unidas el mensaje por este día, en el que se expresa que cada vez más se reconoce que la violencia contra las mujeres y las niñas es una violación de los derechos humanos, una pandemia de salud pública y un grave obstáculo para el desarrollo sostenible.

En otro momento, Ugaz sostuvo que la violencia contra las mujeres y las niñas sale muy cara a las familias, las comunidades y las economías. Si una mujer no puede trabajar a causa de la violencia, puede peligrar su situación laboral, lo que socavará su autonomía y menguará su capacidad de obtener los ingresos que necesita y de poner fin a una relación abusiva. La violencia contra las mujeres también trae consigo una disminución de los niveles de productividad en las empresas y agota los recursos de los servicios sociales, del sistema de justicia y de los organismos de salud. La violencia doméstica y la violencia infligida por la pareja siguen siendo un problema generalizado y la impunidad por esos delitos agrava la situación. Todo ello desemboca en un sufrimiento enorme y en la exclusión de las mujeres, al verse privadas de la posibilidad de participar de manera plena y legítima en la sociedad.

Es claro que el mundo no se puede permitir pagar ese precio. Las mujeres y las niñas tampoco pueden permitírselo y no deberían tener que hacerlo. Sin embargo, este tipo de violencia se observa todos los días alrededor del mundo y las iniciativas dirigidas a hacerle frente, si bien cuentan con un decidido compromiso político, sufren un déficit crónico de financiación.

Es importante destacar que muchos actores sociales se sumaron a la iniciativa de este día. El Palacio de Gobierno, Palacio de López, fue una de las estructuras que se pintó de naranja, así como la Municipalidad de Asunción. Periodistas de diversas áreas y futbolistas dieron mensajes por este día y en el caso del deporte rey desplegaron una pancarta antes del inicio de uno de los partidos de fútbol con una consigna en contra de la violencia hacia las mujeres. 

Texto: Carolina Ravera Castro - Fotografías: ONU Mujeres y Fotociclo.