Artículo Principal

Somos jóvenes y podemos aprovecharlo

19 Septiembre 2016
Bono demográfico en Paraguay

ASUNCIÓN, Paraguay - Para empezar la semana, nos reunimos con un grupo diverso de jóvenes referentes del país con el fin de compartir experiencias y conocimientos sobre cómo aprovechar de la mejor manera el bono demográfico.

En esta edición del día de la innovación, iniciativa del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA, por sus siglas en inglés), la oficina local facilitó un espacio para promover el análisis y el intercambio de ideas creativas sobre esta realidad sociodemográfica, cómo posicionarla y comunicarla.

¿Qué es el bono demográfico?

El bono demográfico es un fenómeno que se da dentro del proceso de transición demográfica en el que la población en edad de trabajar (jóvenes y adultos) es mayor que la dependiente (niños y ancianos) y, por lo tanto, el potencial productivo de la economía es superior.

Estos habitantes activos son capaces de dar un impulso al progreso de sus países, si es que se realizan las inversiones necesarias en educación y en salud de estos jóvenes y, a la vez, se les garantiza la protección de sus derechos.

Nuestro país está viviendo dicho escenario citado, el cual debemos aprovecharlo al máximo: 1 de cada 4 paraguayos tiene entre 15 a 29 años de edad, el 40% de su población es menor de 15 años y el 66% está debajo de los 30 años. Este es un capital valioso y único, que se puede transformar en una oportunidad para despegar nuestra nación en el mapa del desarrollo mundial.

Para poder sacar el mejor provecho a esta situación sociodemográfica irrepetible en la historia, Paraguay debe concentrarse en que los jóvenes cuenten con las herramientas necesarias con el fin de prepararse profesionalmente para las nuevas demandas del mercado laboral.

Paraguay: ahora o nunca

Esta realidad demográfica que vive Paraguay, es una situación que se da en todo el mundo. A nivel global, hoy tenemos la mayor cantidad de jóvenes comparado con años anteriores.

Enfatiza, define, idea, prototipa, testea... El desing thinking en desarrollo.

“Una gran mayoría de esos jóvenes vive en países de desarrollo.Y en Paraguay tenemos una oportunidad socio-demográfica única en nuestra historia. Casi el 30% de la población son adolescentes y jóvenes, y son a ellos a quienes hay que darles todos los instrumentos para que puedan ser la gran locomotora de nuestro país”, afirma Rocío Galiano, representante auxiliar del UNFPA.

Además, Rocío asegura que en nuestro país no estamos usando todo el potencial de los jóvenes que tenemos disponible. “Si no le damos todas las herramientas para capacitar su capital humano a esta población activa, estamos limitando nuestro capital como país”.

Del mismo modo, esta oportunidad demográfica la vamos a tener hasta el 2050 y después el porcentaje va a ir decreciendo. Es por esa razón que Rocío explica que es necesario aprovechar la oportunidad ahora y empezar a tomar medidas de acción lo antes posible.

Educación y pobreza

Si bien es importante tener en cuenta el factor demográfico que podemos aprovechar, hay que tener en cuenta otras realidades que pueden restar al desarrollo personal y profesional de ese grupo de jóvenes que tienen la oportunidad de ser el motor económico del país.

En el contexto socio-económico, en el área rural la pobreza es mayor que en la zona urbana, lo cual limita las oportunidades de las personas que viven en el interior del país.

Asimismo, aproximadamente un millón de jóvenes paraguayos hoy en día se encuentra fuera del sistema educativo, de los cuales, el 55% son personas entre 15 a 19 años. “Solo el 20% de los jóvenes puede dedicarse exclusivamente a estudiar y el 15,5% no estudian, ni trabajan”.

“Actualmente, se van sumando desventajas que alejan a estos jóvenes de sus oportunidades para capacitarse. Si queremos aprovechar esta gran locomotora, tenemos que incluir a las personas de escasos recursos y a quienes no acceden a una educación de calidad”.

Desafíos para no perder el tren

Salud: Primeramente, se deben garantizar servicios de salud calificados a las y los adolescentes y jóvenes y, a la vez, garantizar el acceso a educación integral de la sexualidad a niños, niñas y adolescentes, a fin de prevenir embarazos tempranos, violencia, abuso sexual y transmisión de ITS/VIH.

Educación: Necesitamos ampliar la cobertura educativa, para llegar a todo el país y, de esta manera, retener a adolescentes y jóvenes en el sistema educativo.

Trabajo: Hay que empezar eliminando las barreras que impiden una participación más activa de los jóvenes en el mercado laboral. Entonces, para lograr ese objetivo, es importante ampliar y garantizar la formación de calidad técnica y laboral.

La colaboración y la empatía marcaron este espacio creativo.

“El tiempo y el sentido de urgencia requieren que los jóvenes sean conscientes de existe esta oportunidad y que tienen el derecho de reclamar las herramientas que los capaciten y así no se pierdan de este tren que no volverá a pasar”, declara Rocío Galiano.

Ideas para aprovechar el bono:

  • Promover campañas que colaboren al entendimiento de lo que es el bono demográfico por parte de adolescentes y jóvenes. “Yo soy bono/parte del bono”, que se apropien de esta realidad y se sientan orgullosos de ser parte de esta generación.
  • Promover el trabajo conjunto de estudiantes secundarios y universitarios, con el objetivo de que aporten desde sus realidades y colaboren a mejorar el sistema educativo.
  • Aprovechar los espacios públicos y generar allí actividades artísticas, dinámicas o encuentros horizontales que logren despertar el interés sobre la importancia de invertir en la juventud del país.
  • Apostar al pensamiento crítico y promover el uso de las nuevas tecnologías para conducir cambios que promuevan el aprovechamiento del bono demográfico: apps, telemedicina, etc.

Texto: Carolina Ravera Castro - Fotografía: Marko Nara.