Noticias

Más de 136 millones de dólares cuesta al Paraguay el embarazo adolescente

11 Noviembre 2019

ASUNCIÓN, Paraguay - Más de 136 millones de dólares cuesta al Paraguay el embarazo adolescente: cerca de 768 mil millones de guaraníes. Estas fueron las cifras relevadas hoy durante la presentación del informe Consecuencias socioeconómicas del embarazo adolescente en Paraguay. MILENA 1.0, publicado por el Fondo de Población de las Naciones Unidas, UNFPA.

En Paraguay, el embarazo adolescente genera pérdidas anuales de más de 703 mil millones de guaraníes (alrededor de 125 millones de dólares) en la actividad productiva de las mujeres y de 64 mil millones de guaraníes (alrededor de 11,5 millones de dólares) para el Estado. Este es uno de los resultados más contundentes del informe presentado. 

Para realizar estas mediciones, el UNFPA formuló la metodología MILENA, que detalla y cuantifica los efectos en términos de educación, de participación en el mercado laboral y del nivel de ingresos de las mujeres que tuvieron hijos durante la adolescencia. A la vez, se expone lo que el Estado pierde anualmente y se estima cuánto le cuesta al país la atención del embarazo y el parto en este sector de la población. Es importante mencionar que este estudio forma parte de la iniciativa bandera del UNFPA denominada “165 millones de razones para invertir en adolescencia y juventud”.   

A fin de entender la magnitud de estas cifras, Federico Tobar, Asesor Regional del UNFPA, ejemplificó qué podríamos hacer con estos recursos. Explicó que los millones anuales que le cuestan al Paraguay el embarazo adolescente y la maternidad temprana equivalen a:

  • Más de la mitad (57%) de las regalías que Itaipú le paga al Estado por uso de sus recursos hídricos.
  • Casi un cuarto del total de recursos que le transfiere (considerando energía cedida a Brasil, a ANDE y las mismas regalías).
  • Construir y equipar al menos 14 hospitales, como el Hospital Materno Infantil San Pablo (cuyo costo total fue de USD 9.500.000.)
  • Extender las becas de estudio para casi medio millón de estudiantes secundarios (presupuesto actual Gs. 900.000.000 para 600 cupos).

Añadió que “sabemos que los riesgos de mortalidad para la madre adolescente son mayores. Una adolescente tiene dos veces más posibilidades de morir antes o durante el parto que una madre adulta y una mejor de 15 años, cuatro veces más”, enfatizó y dijo que además de que el embarazo adolescente es una fábrica de pobres, pues perpetúa el círculo de la pobreza, también es una fábrica de huérfanos.

Durante la apertura, la doctora Teresa Martínez, Ministra de la Niñez y la Adolescencia, expresó que “el tema que nos convoca hoy, es uno que nos interpela a todos en el sentido de que los números que fueron evaluados y analizados con respecto al embarazo adolescente en Paraguay es una clara muestra de que todavía nos falta mucho por hacer en materia de prevención de abuso y violencia hacia las adolescentes de nuestro país”.

Asimismo, Mirtha Rivarola, Oficial a Cargo del UNFPA en Paraguay, destacó que “el embarazo adolescente compromete además el desarrollo al vulnerar los derechos de adolescentes embarazadas, excluyéndolas de espacios educativos, de salud, de protección e hipotecando así su futuro”.

“Nos toca la tarea de comunicar estas cifras y decir que no es una cuestión personal, sino que es una cuestión que debemos cambiar culturalmente desde el momento que debemos desnaturalizar el hecho de que el embarazo adolescente es común, algo normal. Desnaturalizar las relaciones sumamente abusivas entre adolescente y personas mayores, y así poder aportar nuestro pequeño grano de arena para que esta realidad vaya cambiando”, remarcó Guadalupe Acosta, integrante del Consejo Consultivo Adolescente y Joven del UNFPA.

Ya en el cierre, la doctora Lida Sosa, quien participó de la mesa en representación del Ministro de Salud Pública y Bienestar Social, indicó que “debemos de empezar por desnaturalizar el embarazo adolescente, desnaturalizar estas relaciones disparejas de adultos con adolescentes pues son realmente las situaciones que reagudizan la violencia en nuestro país y en la región”. 

El embarazo adolescente es un desafío para la garantía de derechos de niñas, niños y adolescentes y su prevención es clave para el desarrollo sostenible del país. Sin embargo, ahora tenemos evidencia de cómo impacta económicamente en Paraguay y cómo esos recursos pueden ser clave a la hora de pensar en que la prevención de esta problemática es una ganancia para el país y su desarrollo por dónde se mire.

Texto: Carolina Ravera Castro.

Fotografías: UNFPA/Paraguay/Mario Achucarro.

Otros recursos:

Seguinos en las redes sociales con el #DeudaConLaAdolescencia